BIENVENIDOS.

BIENVENIDOS.
AGRO, AGRONOMÍA, AGROECOLOGÍA, SECTOR AGROPECUARIO, AGUA, BIOLOGÍA, ECOLOGÍA, ENERGÉTICA RENOVABLE (BIOCOMBUSTIBLES, E. SOLAR. ETC), MEDIO AMBIENTE, NOTICIAS.

WELLCOME.
Greetings, dear reader, who has chosen to spend a pleasant time reading this blog, PIÑON ENGRANADO.
I'd like to find in this blog and I suggest you point to "Followers", since that way you directly back to this link, this site includes news of Agro sector, biofuels, Jatropha, Environment, and more.
It is also a support for further improvement.
If you like, leave a comment or a contribution to the news, which has application in their country, their experiences related to the note.
THANK YOU FOR YOUR VISIT!













lunes, 19 de septiembre de 2011

INCLUSO DOSIS BAJAS DE INSECTICIDAS PONE EN RIESGO LAS ABEJAS.


1 de septiembre de 2011.
En Francia han descubierto que las abejas tienen un riesgo mayor de morir de la infección por Nosema ceranae (N. ceranae) cuando son expuestos a dosis bajas de insecticidas. Los resultados, presentados en la revista PLoS ONE, apoyan la teoría de que la combinación de más N. ceranae con un alto contenido de pesticidas en las colmenas podría contribuir a la despoblación de colonias.


El Nosema ceranae es un microsporidia parásito unicelular, originario de Apis cerana pero que a partir del 2004 se detectó en España que afecta a las abejas melíferas Apis mellifera. Es causante de la enfermedad denominada Nosemosis que ataca las abejas adultas.
Unas 70 000 apicultores profesionales y aficionados trabajan con abejas melíferas (Apis mellifera) en Francia. Expertos y legos reconocen la importancia del papel que desempeñan las abejas en el medio ambiente, sobre todo en el buen funcionamiento de los ecosistemas del planeta y la productividad agrícola. Sin embargo, las colonias de abejas han estado lidiando con una enfermedad misteriosa en los últimos años que provoca la desaparición de miles de colonias cada año. Nadie sabe por qué ocurre esto.Un número de teorías han surgido con el tiempo, algunos científicos europeos y Estados Unidos postulan que la pérdida de la biodiversidad y de recursos alimenticios, debido al cambio climático, han intensificado el problema. Otros creen que un aumento en el monocultivo y la modificación de los paisajes, así como agentes patógenos causantes de enfermedades como la loque (enfermedad causada por ataque bacteriano en las crias) y la varroasis son responsables del problema.
Los investigadores dicen que mientras que los datos existentes son suficientes sobre los efectos del estrés nutricional, parásitos y tensión química en la salud de las abejas, que no se puede aislar alguno de estos factores como el gatillo en la disminución de las poblaciones de abejas. Los expertos en todos los ámbitos estan de acuerdo en que los estudios deben dar relieve al efecto combinado de varios de los factores mencionados anteriormente.
Entrar en un equipo de investigadores de Laboratoire Microorganismes: Genoma et Environnement y el Laboratorio de Toxicología Environnment en Francia, que evaluó el efecto de las interacciones patógeno / toxinas en la salud de las abejas.
Los científicos expusieron abejas recién emergidas, de las cuales algunas estaban sanas y otros fueron infectadas con N. ceranae, a dosis bajas de insecticidas. Según ellos, las abejas infectadas murieron cuando fueron expuestas en forma crónica a los insecticidas. Dosis subletales no protegen a las abejas bien.
El equipo señala que este efecto combinado sobre la mortalidad de las abejas fue visto con la exposición diaria a perdidas extremadamente bajas (más de 100 veces menor que la DL50 (dosis letal 50 = una dosis que causa el 50% de mortalidad en una población) para cada insecticida). La sinergia no depende de el tipo de insecticida ya que los dos principios activos evaluados en el estudio - fipronil y tiacloprid - son parte de los diferentes grupos. Pero los expertos no han podido identificar el mecanismo que permite a esta sinergia.
En este último estudio, los investigadores muestran cómo la interacción entre la enfermedad de Nosema e insecticidas genera otro riesgo para las poblaciones de abejas, y podría ser el eslabón que falta para ayudar a entender por qué un número cada vez mayor de las abejas se están muriendo. El estudio también pone de relieve cómo las dosis de insecticidas consideradas no letales tienen un potencial letal tóxico para los organismos que están infestadas de parásitos, con lo que hace a las abejas mucho más vulnerables.
Los resultados muestran que una mejora es necesaria en el manejo y protección de la población de abejas, según los investigadores.
Fuente: CORDIS, Physorg