BIENVENIDOS.

BIENVENIDOS.
AGRO, AGRONOMÍA, AGROECOLOGÍA, SECTOR AGROPECUARIO, AGUA, BIOLOGÍA, ECOLOGÍA, ENERGÉTICA RENOVABLE (BIOCOMBUSTIBLES, E. SOLAR. ETC), MEDIO AMBIENTE, NOTICIAS.

WELLCOME.
Greetings, dear reader, who has chosen to spend a pleasant time reading this blog, PIÑON ENGRANADO.
I'd like to find in this blog and I suggest you point to "Followers", since that way you directly back to this link, this site includes news of Agro sector, biofuels, Jatropha, Environment, and more.
It is also a support for further improvement.
If you like, leave a comment or a contribution to the news, which has application in their country, their experiences related to the note.
THANK YOU FOR YOUR VISIT!













jueves, 2 de diciembre de 2010

INGENIERÍA GENÉTICA PARA AUMENTAR LA CAPACIDAD VEGETAL DE INMOVILIZAR EN SUELOS CO2 ATMOSFÉRICO.

1 de Diciembre de 2010. 
Foto: LBNLLa Miscanthus, una clase de hierba útil como materia prima para la elaboración de biocombustibles, podría desempeñar una función doble en la lucha contra el cambio climático, gracias a su eficaz capacidad para hacer que el carbono se quede retenido en los suelos durante miles de años.
¿Deberían los científicos modificar genéticamente los cultivos usados para la elaboración de biocombustibles, con el fin de potenciar su capacidad de capturar CO2 presente en la atmósfera? ¿Esta estrategia podría aplicarse a la escala necesaria para mitigar el cambio climático?

Estas preguntas y sus posibles respuestas forman parte de un nuevo análisis realizado por Christer Jansson, científico del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, e investigadores del Laboratorio Nacional de Oak Ridge, ambos centros en Estados Unidos.

El análisis explora maneras en que los mencionados cultivos podrían ayudar a combatir la preocupante acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera.

En el meollo del análisis, está la idea de que los cultivos para biocombustibles pueden combatir el cambio climático de dos modos.

El más evidente es que la biomasa de celulosa del vegetal es convertida en un combustible que al ser consumido sólo libera el CO2 que el vegetal absorbió al crecer, por lo que el balance final entre CO2 absorbido y CO2 liberado es neutro.
El otro modo, no tan obvio, es que cuando ciertos cultivos destinados a elaborar biocombustibles toman de la atmósfera el dióxido de carbono durante la fotosíntesis, envían una cantidad significativa del carbono al subsuelo mediante las raíces. El carbono proveniente de la biomasa de las plantas también puede ser incorporado a suelos como una especie de carbón vegetal llamado biocarbón. Mediante cualquiera de estas vías, el carbono capturado podría ser mantenido fuera de la atmósfera durante milenios.

Hay una necesidad urgente de actuar contra las nueve gigatoneladas de carbono que las actividades humanas emiten a la atmósfera cada año. (Una gigatonelada son mil millones de toneladas). Procesos naturales como la fotosíntesis vegetal anualmente extraen de la atmósfera cerca de tres gigatoneladas de carbono.

Jansson cree viable duplicar esa tasa de captura en las próximas décadas. Si todo sale bien, para el año 2050, los vegetales podrían retirar de la atmósfera entre cinco y seis gigatoneladas de carbono, y las hierbas y los árboles usados como materia prima para la elaboración de biocombustibles serían responsables de una parte importante de esa captura de CO2.

Para incrementar la capacidad de los vegetales para retener el carbono, los científicos necesitan continuar desarrollando cultivos destinados a la producción de biocombustibles. Tales cultivos deben ser diseñados de tal modo que utilicen con eficiencia la energía de la luz para convertir el dióxido de carbono en biomasa. Pero también conviene que tengan una alta capacidad para enviar a sus raíces el carbono que capturan, sepultándolo de este modo en el subsuelo. Aunque la profundidad no sea mucha, puede bastar para retener durante miles de años al carbono capturado.
Fuente: scitech-news.com, amazings.com